¿Cómo se gestiona una reunión de vecinos sin administrador?

El administrador de fincas es esencial para la creación y gestión de reuniones de vecinos. Sin embargo existen ocasiones en las que puede haber una mala relación. También es posible que una comunidad no tenga contratados los servicios de un administrador de fincas. En este artículo te enseñaremos lo esencial para gestionar una reunión de vecinos sin administrador sin contratiempos.

La convocatoria de una reunión de vecinos sin administrador

Considero que la parte más importante a la hora de realizar una reunión de vecinos es crear correctamente una convocatoria. Hay una serie de cuestiones con las que se ha de ser especialmente pulcro para evitar, precisamente que la reunión de vecinos se impugne. No es una cuestión que se dé habitualmente, precisamente porque para impugnar un acta se ha de acudir a los tribunales. En todo caso, conviene que a la reunión de vecinos no se le pueda poner ninguna pega. Así pues, las principales claves al respecto son:

Incluir fecha y hora tanto de la primera como de la segunda convocatoria

Todos sabemos que se necesita indicar la fecha de la reunión. Sin embargo no es tan conocido que la ley de propiedad horizontal obliga a que existan dos horas para la convocatoria. También es importante que haya al menos 30 minutos entre ambas convocatorias. Si no están representados la mitad de los vecinos en la primera convocatoria, hay que esperarse a la segunda. En ésta no es necesario que exista un mínimo de vecinos para empezar con la reunión.

Incluir el orden del día de la reunión

La regla es muy simple: No puede tratarse ningún tema que no aparezca en la convocatoria. Por este motivo vale la pena incluir cuantos temas se vayan a tratar.

Incluir quién convoca al reunión

La reunión la ha de convocar el presidente. Sin embargo, también puede convocarla el 25% de los propietarios, si éste no estuviese disponible o si se mostrase hostil.

Incluir una forma de representación

Es necesario que se facilite la que un un vecino delegue el voto. También se ha de dar facilidad que otra persona le pueda representar.

Tratar temas relevantes en una reunión de vecinos sin administrador

En mi experiencia como administrador de fincas puedo decir que una reunión de vecinos funciona mucho mejor si los temas que se tratan interesan.

¿Qué quiero decir con esto? Que no vale la penar hacer este trabajo para cosas que no sean importantes.

Redactar el acta de la reunión de vecinos sin administrador

Para ello hay unas sencillas reglas:

El acta ha de ser fiel a la reunión, sin adornos

Cuanto más concreta y mas corta, mejor. Es habitual que se incluyan detalles sin importancia. ¡Esto sucede incluso entre administradores de fincas!

Piénsalo. ¿Qué aporta el monólogo del vecino de la puerta 35? Lo que importa son los acuerdos. También es importante describir el problema y las soluciones a las que se llega. Todo lo demás es paja.

El acta se tiene que enviar en menos de 10 días desde la reunión

Escribe rápido y haz una copia a cada vecino. Lo bueno, si se hace rápido, es aún mejor.

Se tiene que incluir un listado de todos los vecinos que acudan

Es importante incluir quien representa a qué puerta. No me quiero extender en esto, pero cada departamento tiene que tener un representante. Es una cuestión legal y además ayuda a agilizar la reunión. El representante tiene que tener nombre y apellidos.

Se tienen que incluir las votaciones

Esto sí es importante. ¿Hay una votación reñida? Asegúrate de incluir en el acta qué puerta vota a favor o en contra.

Modelo de reunión de vecinos sin administrador

Estoy seguro de que con estos consejos la reunión se realizará sin contratiempos. Para que sea un poco más sencillo te dejamos ésta convocatoria. El tema de la convocatoria es para cambiar de administrador de fincas, pero se puede modificar fácilmente.

Descarga

Conclusiones

Por último despedirnos agradeciendo que leas este artículo. Esperamos que te sea de ayuda. Si necesitas más consejos al respecto te invitamos a que visites este otro artículo: Como cambiar de administrador de fincas.